Respiración consciente: una buena practica para vivir en calma y paz

¿Como puedo vivir el momento presente y disfrutar del desapego de las emociones y de los eventos? ¿Como alcanzo ese estado de paz y calma interiores que me permiten rendirme a la vida y aprovechar de los eventos y las experiencias que se despliegan en frente de mi?

La manera mas efectiva para estar en el momento presente es a través de la respiración consciente. Concentrándose sobre el acto de respirar. Al inspirar, sé que estoy inspirando. Al espirar, sé que estoy expirando.

La mejor forma de respirar es con la respiración abdominal. Así nuevo oxígeno y nueva energía pueden llegar a cada rincón del cuerpo, revitalizándolo y evitando todo estancamiento. La energía fluye en el cuerpo y los órganos están recargados de nuevo oxígeno, así pudiendo funcionar mejor. Un cuerpo oxigenado es un cuerpo saludable que muy remotamente se enferma. Tenemos a nuestra disponibilidad una maquina estupenda…si la afinamos con consciencia!

Cuando somos niños, nadie nos enseña a respirar o a estar concentrados en nuestra respiración en cada acción de nuestro día a día, en cada paso. Nadie nos enseña la importancia de respirar correctamente y en consciencia. Y con los años lo olvidamos completamente. Y como adultos, aprendemos a correr detrás del tiempo, del trabajo, de las actividades. Estamos estresados y la respiración empieza a acortarse y a subir al tórax.

Luego a un  momento de nuestra existencia participamos a una clase de yoga, que se está volviendo siempre mas a la moda, y nos damos cuenta que nuestra manera de respirar es completamente equivocada. La enseñante nos invita a quedarnos en la postura y a respirar profundamente y nos cuesta. Allí empieza nuestro real entrenamiento.

El yoga es una plataforma perfecta para trabajar sobre nuestra consciencia. Y al revés, solo si practicamos con consciencia, guiados por la respiración, podemos alcanzar los mejores resultados de una practica de yoga.

Estando afinados con la respiración, nos permitimos sentir cada postura y la usamos para soltar las tensiones. Podemos estar allí, en la postura, sin que los pensamientos nos lleven a otro lugar. La mente, en fin, suelta el control y ralentiza dejando espacio a la esencia y sus mensajes divinos.

Entonces, primer paso, observar la respiración, inhalando y exhalando con consciencia. Segundo paso, practicar la respiración abdominal y observar el movimiento corporal de la respiración. El abdomen se inflará completamente durante la inhalación y se vaciará completamente durante la exhalación.

Llevando tu atención a la respiración, podrás enfocarte y concentrarte mejor y la mente seguirá. Allí, en este lugar de paz, no habrá espacio para los pensamientos que normalmente nos devuelven al pasado o nos proyectan a un futuro todavía incierto.

Cuando estamos atrapados en el pasado, estamos perdiendo energía en algo que ya no está. Y de la misma manera, concentrarse en algo que todavía no esta pasando, nos hace enganchar en deseos que no se están realizando y no sabemos si nunca se realizaran y que experiencia nos tocará vivir. Con consecuente sufrimiento por las expectativas que no siempre coinciden con la realidad.

La única certeza es en nuestro presente.

Entonces crea desapego hacia el pasado y el futuro y vive plenamente el momento presente a través de la respiración consciente. La vida te resultará mas agradable y podrás aprovechar cien por cien de todo lo que llega en tu camino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra
es_ESEspañol
Scroll al inicio