El falso mito sobre los carbohidratos para una dieta sana y adelgazante

Me encantaría compartir con vosotros un falso mito y susurraros toda la verdad, solo la verdad y nada más que la verdad, sobre los carbohidratos en nuestra dieta.

Se ha vuelto un lugar común (y el bombardeo mediático ayuda a la difusión de esta creencia) pensar que los carbohidratos hacen engordar y mas y mas a menudo salen dietas que cancelan completamente los carbohidratos de las dietas. Quien es amante de los carbohidratos podrá sonreír a mi articulo porque en realidad no es cierto que los hidratos de carbono hacen engordar. O por lo meno, no todos…

Existen diferentes tipos de carbohidratos. Los mas comunes utilizados y propuestos para los medias son los que no nos vienen bien, pero hay otros que sí fortalecen nuestra flora intestinal y nos llevan a perder peso también.

En primera línea existen los hidratos de carbono simples y refinados que vemos en todo supermercado en primera línea y en panaderías y pastelerías que nos capturan la mirada a base de harinas refinada y cereales refinados.   

Estos tipos, a parte aumentar de manera inmediata la glucosa en la sangre, son un ataque al equilibrio de nuestro microbioma  porque multiplican las bacterias nocivas y reducen la diversidad de su flora. Al revés los hidratos de carbono complejos  se descomponen en azúcar en la sangre de forma lenta, duradera y progresiva, asegurando mejor nutrición y energía sin picos glicémicos. Además están ricos en fibra, el mejor alimento para nuestro microbioma.

Los hidratos de carbono complejos son los cereales y harinas integrales, no refinadas, posiblemente ecológicos. Y aquí ya escucho vuestros millones de microbios en vuestro cuerpo alegrarse y bailar el can-can. Nuestro microbioma esta considerado como los ojos y orejas de nuestro sistema inmune, nuestra señal de alarma que algo esta fallando en nuestro organismo. Si nuestro microbioma con todas sus bacterias, virus y hongos buenos que viven en nuestro cuerpo (y gracias a ellos muchas funciones en nuestro cuerpo se pueden desarrollar), está fuerte, nuestro sistema inmune estará también fuerte y nos llevará a tener una buena salud. Si nuestro microbioma esta débil, nuestro sistema inmune estará distraído a sanarlo para garantizar las principales funciones del organismo y tendrá poco tiempo para enfrentar los patógenos externos. Como consecuencia, nos tomamos cualquier virus de gripe que pasa a nuestro lado, incluso el famoso covid.

La clave esta de verdad en el tipo de hidratos que comemos.

Pasta, pan, pizza de trigo refinado, este bonito pan blanco que nos encanta al desayuno con cualquier cosa en cima, eh bien va directo al equipo de los malos. El arroz blanco, ídem.

La invitación es entonces a consumir los hidratos de carbono integrales y sobre todo los que yo personalmente llamo los cereales nobles: quínoa, mijo, trigo sarraceno y amaranto que por coincidencia (os habéis dado cuenta verdad?) son también los cereales sin gluten….

Os dejo un truquillo mas…Tenemos la suerte de poder variar estos hidratos de carbono integrales pudiendo eligir entre arroz rojo, negro, integral redondo o basmati. Y la quínoa roja, blanca y negra….

Cada uno de estos alimentos contiene un alimento distinto para un grupo-tipo de bacterias. Lo mas diversificamos nuestra alimentación, lo mas diversificaremos nuestro microbioma….mas bacterias distintas, mas protectores del sistema inmune, mas salud!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra
es_ESEspañol
Scroll al inicio