Himno a la Mujer, Guardiana del Fuego Sagrado

He siempre encontrado refugio en el Agua así come en los Libros. En los años siempre ha sido así. De adolescente también, recuerdo, cuando algo salía mal, me perdía (o me rencontraba) en los libros, lejos de los ruidos fuertes, de las observaciones de los demás y de las dinámicas que no me gustaban para hacerme recibir y consolar solo por las palabras del libro que había elegido (o del libro que me había elegido a mí) en este momento.

Y todavía ahora, me gusta deslizar mis dedos y mi mirada sobre los libros presentes en mi biblioteca, un cofre valioso que con el tiempo se ha enriquecido de textos muy inspiradores…textos sagrados, espirituales, de auto-conocimiento, de búsqueda interior, de medicina alternativa tradicional china, indiana, del centro América, de Do-In, de yoga en varios estilos, de meditación, de increíbles Maestros esotéricos y de observación de las emociones, de alimentación consciente y de antiguos textos sagrados de varias religiones y creencias. Y ver donde, por encanto, se paran.

Esta mañana, mis dedos se han parado sobre el maravilloso libro de Alessandra Comneno, Custode del Fuoco Sacro. Me gusta leer de nuevo los mismos libros a distancia de tiempo porque cada vez  capto un matiz diferente, el que mas es útil para mi en un dado momento de mi vida.

Alessandra ha encontrado en su camino mujeres medicina de América Central y del Sur América como la maravillosa Abuela Margarita y nos cuenta su perplejidades, su multitudes de preguntas y nos comparte las respuestas que poco a poco se iban desvelando estando a contacto con las mujeres Curanderas, aun solo estando a sus lados y compartiendo sus silencios y los antiguos rituales.

Estupenda ya solo la introducción en la cual, con tono poético capaz de transmitir valores mas profundos y secretos, cuenta de la Mujer como un ser desconocido a si misma, en profunda conexión con la Naturaleza y sus ciclos y sus cuatros elementos y con poderes sanadores y regenerativos, ahora perdidos con el tiempo y muy poco transmitidos.

Así debuta…”La mujer es infinita capacidad creativa y trasformativa, poder generativo innato, está en conexión total con el espíritu de todas las cosas, es fuerza indescriptible que le permite superar los cambios repentinos, los obstáculos, los traumas y las adversidades…Un fragmento puro, en hábitos humanos, de la Naturaleza viva que nos rodea”…Wow! Y esta es solo la introducción!…No se que reacción provoca en vosotras pero, yo leyendo estas palabras, siento la fuerza que me trasmiten, todo el calor y la fuerza del fuego. Siento que puedo. Que ninguna adversidad puede derribarme si sé captar los matices justos; si soy capaz de recordar, cada vez, estas palabras de Alessandra y tomar profunda conciencia de quien soy de verdad.

Abuela Margarita le enseñó que en cualquier contexto, que sea una casa, una relación de amor, la familia o el pueblo, es siempre la mujer la ‘guardiana del fuego sagrado’. Es la mujer que mantiene vivo el fuego, que lo reaviva, que lo alimenta y hace que no se apague.

La energía femenina como esta descrita en el libro es impresionante….Esa se manifiesta en el toque gentil hacia un niño que llora o en el poder de crear vida. Somos en alguna manera, mágicas! La delicadeza, la acogida, la intuición, el cuidar son las características de una mujer que esta en condición de poder expresarse. Y eso es posible si solo la dejamos que integre en ella la frecuencia de los cuatros elementos. Solo entonces, dice la Abuela, la mujer será imponente como una montaña y sensual y fluida como el rio. Abate el velo que te separa de la creación y la vida volverá a sonreírte. Regálate momentos de fusión con la Naturaleza y reactivaras la energía sutil y mágica que fluye dentro de ti.

Cuando me siento confundida y indecisa, cuando me dejo tomar por sorpresa de la tristeza y del desanimo, voy a caminar en el bosque cerca de mi casa y salgo de allí después tres horas con un espíritu y una frecuencia completamente distintas, me siento recibida y amada, con una alegría que me viene de dentro. Salgo llena de confianza. En el bosque me siento apoyada, profundamente amada. Es algo de especial que me lleva a la conexión intima con la Madre Tierra.

Tenemos que entender que el Grande Espíritu, como lo llamaba Abuela Margarita, esta en nosotras. Y si llegas a esta conclusión, te cuidaras  a ti misma como a un objeto valioso y te amaras mucho. Y algo mágico es posible que se manifieste también en tus relaciones. El hombre se enamorará del amor que demostraras hacia ti misma y esta relación, veras, será solida y te satisfará.

La Abuela insistía para recordar a las mujeres en dificultad, el valor y la fuerza de la flexibilidad y la fe en la vida. Hay que volver a encender nuestras facultades mas profundas, hay que reconectarse con nuestra verdadera naturaleza, con Madre Tierra.

Os resuenan estas palabras? Para mi son un mapa en pleno labirinto, luz de vela en Luna Nueva. Me dan una fuerza increíble. La que estaba buscando esta mañana.

Y como pensáis que haya elegido el libro esta mañana? Con uno de los poderes mas fuertes de las mujeres…la intuición!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra
es_ESEspañol
Scroll al inicio